jueves, 23 de enero de 2014

Corazones de piedra, a la larga quieren latir, pero su egocentrismo no les  permite sentir se pegan golpes en el pecho como viejas de pueblo dando ejemplo de ser empáticos con un tercero pero a este, le tienen sometido  aplastándole con el tacón la yugular como quien obtiene un trofeo, corazones de piedras mentes negras piensan que el resto son igual hijas de la mezquindad de la ira que tomaron de la teta materna tal vez concebidas con el mismo latir mudo de un corazón muerto, corazones de piedra, late más la piedra viva del campo que el de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario